Un hilo de esperanza desde Andalucía

10 junio 2009 at 0:45 Deja un comentario

La Junta de Andalucía ha aprobado llevar al parlamento la ley por la que se regula tener una muerte digna. Ella concede numerosos derechos a los pacientes y obliga a los facultativos a aceptar sus decisiones, tanto en centro públicos como privados. Si un paciente no desea que su agonía se alargue, ya que carga con una enfermedad irreversible, puede negarse a recibir tratamiento. De esta forma se impide que continúe viviendo de manera artificial y se impone la decisión del paciente, que a fin de cuentas es el propietario de su vida y quien ha tomado todas las decisiones de su vida.

¿Por qué hay gente que no acepta que alguien no quiera continuar con su agónica vida, en la que está postrado en una cama? Si aceptas que haga lo que quiera con su vida, que elija los estudios que desee, o directamente que no estudie, ¿por qué no esto? ¿Acaso molesta lo que pueda elegir en un momento dado acerca de su vida? Obviamente nos da completamente igual qué estudie, o qué coche se compre. El que una persona decida en qué momento no quiere continuar con su vida, porque no se vea con fuerzas o porque no cree en una posible cura, es un derecho inherente a cualquier ser humano.

Sé que la comparación que he realizado antes, puede resultar impactante y exagerada. Pero desde mi punto de vista a nadie le tiene que importar que hago con mi vida, ni mucho menos que me mencionen que mi hora me tiene que llegar cuando lo requiera Dios. Pero, ¿qué Dios?, si yo no creo en él. Entonces, ¿cuándo llega mi hora? Yo creo que lo tengo que decidir yo, al igual que he hecho con mis estudios o el alcohol que bebo cuando salgo de fiesta. No señores. Ustedes no me pueden decir qué he de hacer con mi vida. Que muchos me disculpen, pero esta es mi visión de la vida. Yo decido todo acerca de ella.

Por lo menos, la Junta ha abierto un hilo de esperanza para aquellas personas que no quieren seguir postradas en una cama sin poder pisar la calle, y que no desean continuar con la agonía. Desde aquí, aplaudo la decisión del Gobierno andaluz. Espero que los demás gobiernos, principalmente el central, adopten medidas como ésta.

Anuncios

Entry filed under: Política, Salud.

Las erróneas políticas de las cadenas Cabeza y corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: